En marcha las obras para convertir el terraplén de Santísimo Cristo del Amor en un espacio ajardinado con senderos, juegos infantiles y aparcamientos

_

El Ayuntamiento de Huelva, a través de la Concejalía de Urbanismo, Medio Ambiente y Transición Ecológica, ha iniciado las obras para habilitar un espacio público ajardinado con juegos infantiles, senderos peatonales y aparcamientos en el terraplén de la calle Cristo del Amor. Un proyecto en el que el Consistorio se ha hecho eco de las necesidades trasladadas por los vecinos del entorno de Vicente Yáñez Pinzón y la barriada del Rocío y con el que, como ha destacado el teniente de alcalde responsable de esta Concejalía, Manuel Gómez Márquez, “pondremos al servicio de los ciudadanos una atractiva zona para el ocio, el esparcimiento y la convivencia social, cubriendo también la necesidad de aparcamientos y cualificando una zona degradada y hasta ahora desaprovechada”.

“De esta manera, además, -ha señalado el edil- mediante la completa urbanización de este espacio, lo integramos en la ciudad como la transición entre la barriada de Tartessos y la Avenida Nuevo Colombino”.

La empresa AFC Construcciones y Contratas SL es la encargada de ejecutar unas obras que suponen una inversión íntegramente municipal de 579.000 euros para urbanizar un espacio residual de más de 6.000 metros cuadrados, actualmente sin tratamiento y usado como zona de estacionamientos, para abordar con estas obras la creación de acerados y caminos para peatones, trabajos de ajardinamiento, área de juegos para niños y la ordenación de los aparcamientos a lo largo de toda la calle.

Respondiendo a las demandas vecinales, con este proyecto se crea una bolsa de aparcamiento -manteniendo las plazas existentes en el vial actual-, sobre asfalto, perfectamente delimitada y señalizada, incluyendo además una alineación de árboles para garantizar la sombra.

La prioridad de la actuación está centrada en mejorar las conexiones peatonales, con la creación de un paseo verde, que incluye rampas accesibles y escaleras para salvar el desnivel existente y habilitar una ruta cómoda que conecte con la Avenida Nuevo Colombino. Un proyecto que  repercutirá directamente en la calidad de vida de los vecinos, incorporando un nuevo espacio público a la trama urbana, apostando por la vertebración y unión entre barriadas.    

Para completar la urbanización, se prevé un refuerzo de las infraestructuras, incluyendo el alumbrado, las redes de abastecimiento de agua para instalar riego automático para el mantenimiento de zonas verdes y una actuación de saneamiento, ampliando todo el alcantarillado, al tratarse de un punto bajo y complejo en cuanto a recogida de aguas pluviales. 

En cuanto al mobiliario urbano, además de los juegos infantiles que se instalarán sobre suelo de caucho a color, se incluyen bancos de fundición y papeleras. Asimismo, en la jardinería se apuesta por praderas de césped, setos, arbustos de especies variadas y árboles de distintas especies que aumenten la diversidad y realcen el paisaje verde del entorno.