El Ayuntamiento ejecuta un presupuesto de 60.000 euros para atender las necesidades de los colegios, incluidas las del Covid

_

 

La Concejalía de Hábitat Urbano e Infraestructuras del Ayuntamiento de Huelva, a través del Servicio de Mantenimiento de Edificios Municipales, ha iniciado este mes de agosto un programa de actuaciones en los colegios de la capital, al objeto de atender a las necesidades de estos centros y contribuir a su adaptación a las exigencias que marca el protocolo ante el Covid 19, elaborado por la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía.

 

Un conjunto de intervenciones, en las que el Consistorio está ejecutando un presupuesto de 60.000 euros con recursos propios, ya que no se han recibido fondos adicionales para este fin y en el que se incluyen obras de todo calado que afectan a comedores, puertas, remodelación de aseos, patio o incluso actuaciones en la vía pública para facilitar los accesos, como son las del Colegio Salesianos, con una inversión de 12.000 euros, y las del Colegio 12 de Octubre,  con una inversión de 40.000 euros.

 

Según ha destacado la concejala del ramo, Esther Cumbrera, “el Ayuntamiento no se pone de perfil en este tema y estamos acometiendo una serie de obras de envergadura, que aunque no se consideran de conservación y mantenimiento competencia del Ayuntamiento, son las que nos han requeridos los colegios para que los escolares de nuestra ciudad puedan volver en septiembre con todas las garantías de seguridad”.

 

Entre estas actuaciones se encuentra  la ampliación del comedor del CEIP Tartessos, con la que se va a conseguir duplicar la superficie de un espacio que no se adaptaba a la nueva normativa. Esther Cumbrera ha supervisado esta mañana estos trabajos junto con la directora del colegio, Carmen Borrero, quien ha agradecido “la colaboración y sensibilidad del Ayuntamiento al concedernos la realización de esta obra de ampliación de un comedor que presta servicio a un tercio del alumnado”.

 

Al respecto, la directora ha explicado que “este comedor ha tenido siempre una demanda que no ha podido ser satisfecha nunca por sus pequeñas dimensiones y munchos menos ahora con los requisitos que nos exige la Junta de Andalucía, pero en los que no colabora”. Para solucionar el problema, y ante la negativa de la administración autonómica de hacer la obra, el colegio solicitó al Ayuntamiento una ampliación que ya está en marcha y con la que se conseguirá un gran comedor al incorporar dos aulas y un antiguo laboratorio.

 

De otro lado, Cumbrera ha informado que el Ayuntamiento también ha llevado a cabo la ampliación del comedor del Colegio José Oliva, así como la construcción de una segunda puerta de acceso al centro.  Y la próxima semana arrancarán las obras en el Colegio Virgen del Pilar, que consistirán en la reconstrucción de un muro exterior de 38 metros que presenta peligro de derrumbe.  

 

El Ayuntamiento también va a renovar la valla perimetral del Colegio Sagrada Familia y, a lo largo de septiembre, se va a trabajar en el Colegio Quinto Centenario para abrir un segundo acceso al centro en la cancela exterior.

 

Con este programa municipal desde el Consistorio se responde a las necesidades expuestas por diferentes colegios en un reunión celebrada el pasado mes de julio, en la que quedó patente la preocupación de los equipos directivos sobre las actuaciones que la administración autonómica le exige aplicar en sus centros escolares relativas a obras de adaptación, limpieza, desinfección, la organización de entradas y salidas, o la señalización para la regulación de los flujos de entrada y salida de los escolares, recabando para ello de la ayuda municipal.