La Ordenación Urbanística de Andalucía y el Decreto D2/2012, por el que se regula el régimen de las edificaciones y asentamientos existentes en suelo no urbanizable en la Comunidad Autónoma de Andalucía, han implementado el panorama de determinaciones que, un Plan General de Ordenación Urbana, debe prever para las construcciones en Suelo No Urbanizable.

 

El  PGOU de Huelva y su aprobación en 1999, respondió, en lo que a clasificación del suelo se refiere, a las denominaciones establecidas en la legislación vigente al momento de su aprobación. El Documento de Adaptación a la Ley de Ordenación Urbanística Andaluza del Plan General de Ordenación Urbana de Huelva, aprobado en 2011, efectuó adecuación terminológica a la legislación vigente. No obstante, el incremento de normativas sectoriales relativas a materias tales como Medio Ambiente Ley de Gestión Integrada de la Calidad Ambiental en Andalucía –Ley GICA-), Arqueología, Inundabilidad, Vías Pecuarias, etc, hizo que desde el Ayuntamiento de Huelva se procediese a la clarificación global de todas las circunstancias de aplicación en Suelo No Urbanizable, y obtención de autorizaciones sobre el mismo, mediante el documento Modificación Puntual nº 16 del Plan General y aplicaciones informáticas en google earth que ayudarán a su mejor entendimiento y aplicación para cada caso concreto por técnicos y particulares.

 

Por otro lado, las Ordenanzas para el Asimilado a Fuera de Ordenación y Fuera de Ordenación de Huelva vienen a completar lo previsto para las edificaciones existentes que puedan acogerse a algunos de los regímenes jurídicos derivados del Decreto D2/2012, que posibilita la regularización de parte de estas construcciones ejecutadas en Suelo No Urbanizable.