El Consejo Local de la Mujer recuerda a las víctimas de violencia de género

_

El Consejo Local de la Mujer, presidido por la concejala de Igualdad del Ayuntamiento de Huelva, Juana Carrillo, ha tenido un recuerdo para las tres mujeres que han perdido la vida el pasado mes de noviembre a consecuencia de la violencia de género, que eleva a 46 mujeres y tres menores las víctimas de esta lacra social, después de confirmarse que la mujer y su hija encontradas sin vida en Zamora el 25 de noviembre, fueron asesinadas presuntamente por la pareja de la primera.

Esta cifra de víctimas podría incrementarse si se confirman los cinco casos que se encuentran actualmente en investigación, de acuerdo a los datos del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. El Consejo Local de la Mujer ha hecho un llamamiento a toda la sociedad para denunciar cualquier signo de maltrato y ha recordado el teléfono gratuito para la atención de mujeres maltratadas, que es el 016.

El cuerpo sin vida de una mujer argentina de 45 años, madre de tres hijos, fue hallado el pasado 10 de noviembre en su domicilio de Barcelona con un fuerte golpe en la cabeza. Horas después, era localizado el cadáver de su expareja, un español de 45 años que se había cortado las venas. Víctima y asesino se iban a encontrar ese día en los juzgados por una denuncia de agresión interpuesta por la víctima.

Siete días después, un hombre de origen gambiano de 55 años, asesinaba a su mujer, de 32 años y de la misma nacionalidad, después de asestarla varias puñaladas en el cuello cuando se encontraban en su domicilio familiar de Quatrevents de Sant Pere (Girona). La hija pequeña de la pareja se encontraba en la vivienda en el momento de perpetrarse el crimen. El presunto asesino, que había sido denunciado por su mujer, trató de atacar posteriormente a su cuñado, aunque finalmente fue detenido por los Mossos d’ Escuadra.

La tercera y última víctima del mes fue asesinada el 22 de noviembre presuntamente por su pareja, un hombre de 31 años de nacionalidad paraguaya. El crimen ocurrió en el domicilio familiar, y aunque los servicios sanitarios intentaron reanimar a la mujer, que no había presentado ninguna denuncia, no pudieron salvar su vida. El presunto asesino fue detenido en el mismo domicilio.

A estas tres últimas muertes hay que añadir la de una mujer dominicana de 32 años y su hija, de 9, que desaparecieron en el mes de junio en Madrid. El 25 de noviembre eran hallados sus restos en un pozo de la localidad zamorana de San Vicente de la Cabeza, pueblo de la madre del presunto homicida. El compañero sentimental de la mujer, de unos 30 años, fue detenido un día antes del hallazgo de los cuerpos y confesó los crímenes.

Cataluña es la Comunidad Autónoma que registra más casos de asesinatos por violencia de género, seguida de Andalucía. Además, como consecuencia de todos estos crímenes, 32 menores de edad han quedado huérfanos, y lo que es peor, tres menores fueron asesinadas junto a sus madres. A la niña de 9 años encontrada en Zamora, se suman otras dos, de 7 y 9 años, asesinadas por su padre, un hombre de 55 años, el 28 de noviembre. El asesino, que tenía que devolver a las niñas a su exmujer esa misma tarde, se quitó la vida tras cometer el parricidio.

En estos momentos hay cinco asesinatos de mujeres en vía de investigación, dos de los cuales corresponden a este mismo mes. El primero, después de que fuera detenido un hombre de 45 años, excompañero sentimental de una mujer dominicana de 42 años cuyo cadáver fue encontrado el 3 de noviembre en su domicilio de Vitoria.

El otro caso de este mes que se investiga es el de una joven de 19 años que fue hallada muerta el 16 de noviembre en la habitación de un hotel de Barcelona con heridas de arma blanca. Desde el primer momento fue sospechosa la pareja de la víctima, de 24 años, que había reservado la habitación para pasar el fin de semana, pero había huido a Burdeos, donde fue detenido posteriormente. El joven, que confesó el crimen tras su detención, se ahorcó en su celda días después.

El tercer caso en investigación es del 26 de octubre, cuando fue detenido un hombre de 51 años tras avisar a la Policía Nacional de Valencia que se había encontrado en su domicilio el cuerpo de la mujer a la que le había alquilado una habitación. El cuerpo de la mujer, de 46 años, se encontraba con el rostro tapada y presentaba signos de violencia. Los otros dos casos datan del 15 de febrero y el 5 de marzo en El Escorial (Madrid) y en San Roque (Cádiz), respectivamente. En este último, hay que lamentar, además de la muerte de una mujer, la de su hija de 9 años.