El Ayuntamiento de la ciudad de Huelva realizó en 1993 un estudio pormenori­zado de los problemas de salud existentes en su demarcación territo­rial. Dicho estudio utilizó como fuentes fundamentales de información las aportaciones de los ciudadanos, agrupados en distintos colectivos (niños/as, jóvenes, adultos, ancianos/as, etc.) y de profesionales de diversos ámbitos relacionados con la salud (sanitarios, servicios sociales, educación, etc.).

Con todo ello pudo elaborarse una FOTOGRAFÍA del estado de cosas respecto a la salud en la ciudad de Huelva.

El reto entonces, era convertir ese estudio (principalmente de necesida­des) en un plan de trabajo real que se planteara como gran objetivo convertir a Huelva en una ciudad más habitable, más acogedora y más saludable. Había que aunar esfuerzos, juntar volunta­des y obtener compromisos de institu­cio­nes, organiza­ciones y agentes sociales que permitieran la elaboración de un proyecto claro, definido, oportu­no, creíble y, si fuera posible, entusiasmante.
Con esa meta, el Plan de Salud de Huelva se propuso abarcar cuatro áreas de trabajo fundamentales (estilos de vida, entornos, equidad-desigualdad, participa­ción) y una serie de poblaciones díana que de acuerdo con el diagnóstico de salud previo y otras fuentes consultadas eran realmente claves para conseguir los objetivos de salud del Plan: niños, jóvenes, mujeres, mayores, personas con minus­valías, perso­nas que ejercen la prostitución y usuarios de drogas por vía parenteral. Además, se identificaron algunos temas concretos que por razones diversas (existencia del Polo Químico, situación fronteriza con Portugal, etc.) se considera­ban priorita­rios en la ciudad de Huelva (medio ambiente, sexuali­dad y alimenta­ción).

Para lograr todo ello, se proponen en este Plan de Salud una serie de objetivos, actividades y metodologías que puedan convertirse en el eje sobre el que gire todo el proyecto. Garantizando en todo momento que las poblaciones concretas a las que se dirigen las acciones aquí propuestas deben tener un papel activo en la implementación de las mismas.
En este sentido cabe comentar que uno de los objetivos innovadores del trabajo que aquí se presenta es convertir el Plan de Salud de Huelva en un verdadero Plan de Acción, en la línea del proyecto de Ciudades Saludables (visibilidad de la acciones, compromiso con los problemas, co-responsabilidad de los protagonistas e innovación en las propuestas).