La Mesa del Comercio manifiesta su rechazo a las condiciones fijadas por el Gobierno andaluz para las subvenciones que el sector necesita “ahora más que nunca”

_

El Consejo Sectorial ‘Mesa del Comercio’, impulsado por el Ayuntamiento de Huelva para el trabajo conjunto con el sector, se adhiere a la postura de la asociación Huelva Comercio -secundada por la Agrupación de Comerciantes de Isla Chica y La Merced y El Molino- en rechazo a las condiciones establecidas por la Junta de Andalucía para el asociacionismo comercial. Así se ha puesto de manifiesto en la convocatoria presidida por la concejala de Comercio y Mercados, Tania González, en la que han participado, además de las citadas entidades integradas en la FOE (Federación Onubense de Empresarios), la Cámara de Comercio, Industria, Servicios y Navegación de Huelva, la agrupación de ‘Calles del Centro’ y la Asociación de Detallistas del Mercado de San Sebastián.

A este respecto, el órgano ha defendido “la necesidad de que las Administraciones, ahora más que nunca, refuercen su apoyo a uno de los sectores que se han visto más perjudicados por la crisis sanitaria y que son un pilar vital para nuestras ciudades, desde el punto de vista del empleo, la economía y la dinamización social y turística.

En este sentido, desde la Mesa del Comercio de Huelva se considera que el Gobierno andaluz “está haciendo todo lo contrario, mermando sus mecanismos de respaldo al sector cuando más necesarios son, al reducir del 100% al 75% las subvenciones destinadas al impulso al asociacionismo comercial y la dinamización del comercio urbano, de las que se benefician organizaciones empresariales de este ámbito, centros comerciales abiertos y mercados de abastos”.

En virtud de la orden reguladora emitida desde la Junta de Andalucía, los beneficiarios tendrán que asumir el 25% restante, una condición que ha caído en el sector como “un jarro de agua fría” por “el importante perjuicio que supondrá para las pymes comerciales”. En apoyo de la reivindicación de Huelva Comercio, este órgano consultivo y de participación  reclama a la Administración autonómica sensibilidad y complicidad “con un sector del que dependen tantos puestos de trabajo y que demasiadas pérdidas ha tenido ya a causa de la pandemia”.  

Y es que los recortes de financiación repercutirán, como se advierte desde la Mesa del Comercio, “en la menor dotación de recursos para la realización de actividades de promoción y dinamización, organización de talleres, jornadas formativas, acciones de sensibilización con el sector, fidelización de clientes y mejora de espacios comerciales que son las acciones que contempla dicha subvención y que se verán limitadas”.