El Ayuntamiento constituye la Comisión de Seguimiento del Plan Municipal de Vivienda y Suelo como nexo de participación social

_

La planificación de políticas de vivienda que el Ayuntamiento ha planteado para la ciudad de Huelva hasta el año 2023, ha tenido un impulso decisivo con la constitución de la Comisión de Seguimiento del Plan Municipal de Vivienda y Suelo de Huelva.

Un órgano con periodicidad semestral que será presidido por la concejala de Vivienda, Leonor Romero, y en el que tendrán representación todos los grupos políticos municipales, así como diversos agentes sociales y económicos a nivel local -colegios profesionales vinculados a este ámbito, como arquitectos, aparejadores, administradores de fincas, trabajadores sociales y abogados; la Asociación de Empresas de la Construcción de Huelva y la Plataforma de Afectados por la Hipoteca-, además de técnicos municipales de las áreas de Vivienda, Urbanismo, Infraestructuras y Políticas Sociales.

Como ha destacado Romero, la constitución de este instrumento de seguimiento y participación es un hecho fundamental para completar el trámite de visibilidad de este plan y dar cumplimiento al compromiso que adquirimos en el Pleno municipal de crear esta comisión antes de que finalizara el año”. Un paso esencial para abordar la ejecución de “un plan ambicioso y vivo con un periodo de vigencia de cuatro años, en el que se pretende que todos los miembros de esta comisión, en representación de los distintos sectores de la sociedad, tengan su sitio y puedan aportar sus propuestas. De esta manera -ha señalado la concejala-, el plan se verá enriquecido con aportaciones que puedan surgir como nuevas oportunidades”.

Así pues, la función principal de esta comisión será abordar el seguimiento de los principales objetivos del Plan Municipal de Vivienda y evaluar el grado de alcance del cumplimiento de los objetivos globales, entre los que se encuentra hacer efectivo el acceso a la ciudadanía de una vivienda digna en condiciones óptimas de habitabilidad y en condiciones económicas proporcionales a los ingresos de su hogar; determinar y clasificar la demanda de vivienda por niveles de renta; o eliminar situaciones de ocupación anómala de viviendas del parque municipal, vigilando aquellas que puedan quedar desocupadas para inmediatamente ponerlas en el mercado del alquiler.

Además, con este plan se trata de promover la convivencia y la cohesión social en materia de vivienda y evitar y prevenir los fenómenos de discriminación; facilitar el cambio o permuta de vivienda a aquellas familias que posean una inadecuada a sus necesidades personales o familiares; así como procurar un alojamiento alternativo a personas que han sido desahuciadas o están en riesgo de exclusión social.

Entre los objetivos de este documento también se encuentra establecer una oferta de vivienda protegida de nueva construcción en alquiler que satisfaga la demanda en el marco temporal pertinente, apoyándose en los programas que se regulen en los Planes: Estatal, Autonómico de Vivienda o en el propio Plan Municipal.

Igualmente, el Ayuntamiento busca con este plan impulsar las medidas suficientes para la rehabilitación, conservación y adecuación funcional y de ahorro energético de las viviendas y edificios del parque municipal de viviendas, así como la eliminación de la infravivienda.

Asimismo se persigue favorecer que las viviendas deshabitadas en el municipio puedan incluirse en el mercado de alquiler; y, por otra parte, determinar las necesidades de suelo para completar la oferta residencial en el caso que fuera necesario.