El Ayuntamiento concede en el primer semestre de 2021 ayudas de emergencia al alquiler a 127 familias onubenses en situación de extrema necesidad

_

El Ayuntamiento de Huelva, a través de la Concejalía de Vivienda, ha destinado en este primer semestre del año 157.118 euros a ayudas de emergencia al alquiler, dando respuesta a 127 familias onubenses en situación de vulnerabilidad. Así lo ha puesto de manifiesto la concejala del ramo, Leonor Romero, durante la sesión de la Comisión de Seguimiento del Plan Municipal de Vivienda y Suelo de Huelva 2019-2023 que ha tenido lugar en la Casa Colón, con la participación de técnicos municipales, colegios profesionales y la oposición municipal, haciendo balance de las actuaciones ejecutadas y medidas llevadas a cabo tanto en la vertiente social como técnica, y pasando revista también a lo acometido en 2020.

Las prestaciones de las que han podido beneficiarse esas 127 familias -de las que 80 eran expedientes activos desde 2020, mientras que 46 eran casos nuevos y uno fue un realojo en vivienda municipal- incluyen la línea especial de ayudas COVID, así como la línea de ayudas de emergencia al alquiler prexistente a la pandemia, reforzada año tras año desde su puesta en marcha con la llegada de Gabriel Cruz a la Alcaldía.

Como se ha detallado en esta Comisión, en 2020 fueron 310 los casos de familias destinatarias de estas ayudas, de las que 70 estuvieron adscritas a la línea de Ayudas-Covid.

Leonor Romero ha puesto en valor estas ayudas de emergencia al alquiler como "la herramienta que tenemos para dar respuesta a las necesidades de vivienda que nos plantean muchas familias, ya que aunque en el Ayuntamiento contamos con un Parque Municipal de 618 viviendas de carácter social, están todas ocupadas y tenemos que ofrecer estas ayudas para que los onubenses que carezcan de recursos económicos puedan alquilar otras viviendas". Para ello, desde el Consistorio se ofrecen hasta 400 euros mensuales durante un periodo de seis meses, prorrogables en determinados casos.

La concejala ha recordado que, "ante la crisis social provocada por el Covid, de cara a este ejercicio presupuestario se mantiene la dotación de unas ayudas que se han ido incrementando desde una primera partida de 150.000 euros en 2016 hasta los 400.000 euros de 2020, a los que con motivo de la pandemia agregamos otros 150.000 para la línea de ayudas COVID. Estas mismas partidas se consignan en los presupuestos de 2021.

MANTENIMIENTO DE VIVIENDAS MUNICIPALES

De otro lado, durante el primer semestre de 2021, el Consistorio ha destinado 22.327 euros a la resolución de incidencias en el ámbito de las competencias asumidas sobre el mantenimiento y conservación del parque de viviendas municipales en régimen de alquiler. Se incluyen en estas actuaciones, entre otras, servicios de desatascos en 18 viviendas; así como reparaciones en 22 viviendas y en 4 zonas comunes.

Tanto para estas actuaciones de mantenimiento, como para ayudas de emergencia al alquiler, rehabilitación de viviendas municipales y nueva construcción de viviendas sociales, el presupuesto total de la Concejalía de Vivienda se refuerza en un 43,5%, alcanzando los 2,9 millones de euros, "para un año marcado por la vulnerabilidad social y económica que ha generado la pandemia, por lo que desde el Ayuntamiento, como Administración más cercana a la ciudadanía, tenemos que redoblar esfuerzos para llegar lo más lejos posible en nuestra respuesta a las necesidades que nos trasladan los onubenses", ha apuntado la edil responsable de Vivienda.

ACCIONES TÉCNICAS

Por otra parte, según se ha expuesto en esta Comisión, el Ayuntamiento ha cerrado el balance de las acciones técnicas de la Concejalía de Vivienda destacando la rehabilitación integral de nueve viviendas del parque residencial municipal en Pérez Cubillas y La Navidad, “lo que ha supuesto una inversión total de 426.000 euros; y la consecución de subvenciones por valor de casi el doble de este montante para seguir sufragando la reforma de viviendas municipales en la ciudad”.

Desde el pasado mandato son ya 17 los inmuebles con más de 60 años de antigüedad en los que ha intervenido el Consistorio. “Gracias a esta actuación -ha señalado Romero- las familias inquilinas disfrutan ya de sus casas totalmente renovadas, en las condiciones de habitabilidad y dignidad que merecen y que es nuestro compromiso seguir promoviendo”. Con estas rehabilitaciones integrales se han ampliado las viviendas incluyendo baño y cocina, se ha dotado a estos inmuebles de nuevas instalaciones de electricidad, saneamiento, agua y telecomunicaciones y se ha abordado el aislamiento térmico de las viviendas y la reposición de toda la carpintería exterior e interior.

Según ha señalado la concejala, “para seguir avanzando en esta dirección con más recursos hemos redoblado esfuerzos para optar a financiación externa con el objetivo de facilitar a la ciudadanía el acceso a una vivienda digna, apostando por la intervención sobre situaciones de mayor vulnerabilidad y adaptando la vivienda a las nuevas demandas ciudadanas”.

Por ello, el Ayuntamiento de Huelva se acogió en 2020 a la convocatoria de subvenciones tanto para la rehabilitación como para nueva construcción, en el marco del Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 y del programa autonómico de fomento del  parque  de  viviendas  en  alquiler. En base a los proyectos presentados, han sido concedidos al Consistorio un total de 753.248 euros entre financiación del Gobierno central (403.228 euros) y autonómico (350.020 euros), con los que se sufragarán el 80% de una serie de inversiones que suman casi un millón de euros y que tienen por objeto mejorar y ampliar el parque público de viviendas sociales en régimen de alquiler.

Así, por una parte, se avanzará en la rehabilitación de viviendas municipales de las barriadas de Pérez Cubillas y la barriada de La Navidad; y, por otra, se construirán 12 soluciones habitacionales de alojamiento, viviendas protegidas modulares y accesibles que se dispondrán alineadas en la calle Aruba, en la urbanización Vistalegre-Universidad, en virtud de un innovador proyecto con el que el Ayuntamiento ha buscado calidad arquitectónica con un sistema constructivo industrializado y alta eficiencia energética. Se resolverán con accesibilidad universal, a fin de dar una respuesta a los inquilinos residentes en viviendas del patrimonio municipal, con  algún tipo de discapacidad.