El Ayuntamiento amplía a 122 familias las ayudas de emergencia al alquiler, en un tercio de los casos, onubenses que el Covid ha dejado sin recursos

_

Ampliando la cobertura prestada en los últimos meses, el Ayuntamiento de Huelva, a través de la Concejalía de Vivienda, ha concedido en este mes de junio ayudas de emergencia al alquiler a 122 familias de la capital onubense en situación de vulnerabilidad social, de las cuales 37 se encuentran en dichas circunstancias por la crisis del Covid-19, prorrogándose estas prestaciones desde marzo con un coste mensual de 50.300 euros para el Consistorio. Solo en el mes de junio se han incorporado a la nómina de beneficiarios 17 unidades familiares vinculadas a la emergencia social generada por la pandemia.

Como ha señalado la concejala responsable del área, Leonor Romero, “con todas estas familias, el ayuntamiento tiene un compromiso de ayuda hasta finales de año”. Se trata de onubenses que este escenario sobrevenido del Covid-19 ha dejado sin recursos y que en algunos casos, llevan desde marzo sin poder pagar el alquiler; y los propietarios en muchos casos exigen el abono inmediato. No podemos olvidar que la mayoría de los propietarios de viviendas en nuestra ciudad son personas de edad avanzada que tienen una segunda propiedad para obtener un complemento a sus pensiones”.

“Además de conceder una moratoria al pago de los alquileres municipales ante estas circunstancias desde la declaración del estado de alarma, -ha explicado Romero- ante este panorama tan desolador como incierto, aún más dramático que la crisis del 2012 por el volumen de casos, desde la Concejalía de Vivienda hemos prorrogado de forma inmediata por seis meses más las ayudas de emergencia que iban cumpliendo durante el estado de alarma. Desde entonces venimos articulando el servicio de atención social a la población, redoblando esfuerzos a nivel profesional y de gestión de la Concejalía, y trabajando en coordinación con los seis centros de servicios sociales comunitarios, así como con Cruz Roja, Caritas, Fundación Don Bosco, Asociación Hacan y CEPAIM”.

Así, en una primera instancia se atiende vía telefónica, para informar de las posibilidades de ayuda u otros recursos y trasladando el caso por orden de llegada a la trabajadora social para su valoración y tramitación de la prestación. Asimismo, se han adaptado los requisitos para agilizar el trámite de estas ayudas, y la justificación de la situación económica se acredita mediante Declaración Responsable. El resto de requisitos se mantienen, como son el contrato de arrendamiento actualizado y tener de alta una cuenta bancaria para proceder al ingreso de la ayuda. En algunos casos y ante circunstancias especiales, y debido al estado de confinamiento, el ingreso de la prestación no se realiza al propietario de la vivienda, como es la tónica general.

Al margen de los expedientes vinculados a la crisis del Covid-19, el Ayuntamiento mantiene activos 85 expedientes de ayudas, en el marco de las prestaciones impulsadas desde la anterior legislatura como alternativa de respuesta a la problemática detectada a través del recurso de ayuda de emergencia económica al alquiler, siendo la prioridad de atención los casos de desahucios y lanzamientos inminentes, y familias con una vivienda en alquiler sin ingresos para hacer frente a la renta. Así, en 2015, a la llegada de Gabriel Cruz a la Alcaldía, “con fondos exclusivos municipales se creó una partida económica para cubrir todo este gasto, que en 2016 fue de 150.000 euros, incrementándose en 2017 a 300.000 euros hasta llegar en 2019 a 400.000 euros”, ha precisado la edil, destacando que en estos cinco años se ha beneficiado de estas ayudas a un total de 440 hogares de Huelva, prestaciones que han sido activadas cada vez que las familias las han necesitado”.

Esta atención social desde el área municipal de Vivienda se verá, además, reforzada, con una inyección adicional de 150.000 euros para este año, al objeto de dar cobertura a las necesidades generadas por la crisis sanitaria.

Registro de demandantes de Vivienda Protegida

Otra de las vertientes en las que se ha estado trabajando desde la Concejalía durante el estado de alarma es el fomento de las inscripciones en el Registro Municipal de Demandantes de Vivienda protegida, potenciando mediante una campaña en redes sociales la modalidad de inscripción on line, “siendo conscientes de la importancia de que la ciudadanía acceda a los servicios de manera telemática”, ha remarcado Romero.

Así, durante este periodo se han registrado 40 nuevas solicitudes, de las cuales 23 han sido por vía telemática y las 17 restantes con el formulario de inscripción manual.

Actualmente hay 1.220 expedientes activos en el registro, y en lo que va de año se han inscrito 122 unidades familiares, más del doble que hace cinco años, al potenciarse desde el Consistorio esta plataforma para que los onubenses accedan a los recursos disponibles en este ámbito.