La casa Colón

Introducción. Historia. Arquitectura. Una noche en el Gran Hotel Colón.

 

 

Para saber más. Galería fotográfica. Visita Audio-guiada.

Audio guías.

   

Introducción:

 

A mediados del siglo XIX, cuando Huelva experimentaba el mayor auge de su historia, cuando su población se había incrementado considerablemente y la vida industrial y económica tomaba un especial impulso, se decide construir un hotel de lujo para dar alojamiento a altos directivos de las distintas compañías que operaban en la cuenca minera. Los promotores de su construcción fueron Hugh Mathenson, Doetsch y Guillermo Sundheim con el apoyo de la propia Riotinto Company, quienes en 1881 deciden ejecutar su construcción.

 

Historia:

El arquitecto José Pérez Santamaría construyó el Hotel Colón por encargo de Guillermo Sundheim entre 1881 y 1883 contando con la colaboración de Andrés Mora. Fue inaugurado fue el 26 de junio de 1883. En 1892 se celebraron los actos conmemorativos del IV Centenario del Descubrimiento de América y entre el 3 de agosto y el 12 de octubre de ese mismo año se lleva a cabo la llamada “Temporada del Centenario” siendo el Gran Hotel el lugar de alojamiento de personalidades españolas como el Presidente Consejo de Ministros Cánovas del Castillo y representantes de las naciones iberoamericanas invitadas. En 1896 la compañía trasladó sus oficinas y el alojamiento de su personal directivo a dicho edificio, y es a partir de ese momento cuando el edificio empezó a ser conocido por el nombre de Casa Colón. El edificio, que fue adquirido a finales del siglo XX por el Ayuntamiento de la ciudad, tiene hoy un destacado uso cultural como auditorio, centro de exposiciones y especialmente como sede del prestigioso Festival de Cine Iberoamericano de Huelva.

 

Arquitectura:

 

Cabe destacar  su traza decimonónica que se compone de:

Un potente zócalo saliente que se corresponde con el sótano. Persianas de librillo de cuatro hojas. Se completa con un piso superior donde las ventanas se transforman en balcones con trabajo de forja que se decoran con el anagrama de la Riotinto Company RTC.

El conjunto tiene una mezcla de distintos estilos, pudiéndose apreciar algunos elementos de inspiración británica, otros "coloniales" y algunos elementos decorativos que recuerdan al inicio del modernismo.

El hotel lo formaban un conjunto de cuatro edificios de grandes dimensiones, quedando en el centro un espacio cuadrangular destinado a jardín. En 1881 comienzan las obras partiendo de 4 pabellones (de los que se conservan tres) de diferentes estilos separados por jardines:

- Casa Grande:edificio principal, en forma de H, compuesto de semisótano, planta baja, planta principal y una torrecilla que se eleva sobre el ala oriental, compuesta a su vez por un sotabanco y un mirador. Todo el edificio tiene solería de mármol, muros enfoscados y puertas y ventanas de madera, de diseño inglés. Mención especial merecen las chimeneas especialmente en la planta primera, como el conocido Salón de Chimeneas donde la cerámica vidriada color verde y figuras humanas en relieve ubicadas en las pilastras, le dan especial significado.

- Pabellón de Poniente y Levante:edificios de planta rectangular, separados ambos por el jardín central. El acceso a ambos se hace a través de unas escalinatas de mármol. En ambos edificios existían habitaciones dobles, alguna suite y cuartos de baño de uso general en espacios exteriores a las habitaciones.

- El Pabellón Norte (hoy desaparecido):de planta rectangular, con un cuerpo acristalado delante de un salón principal. Se completaba de salas de lectura, sala de billar, cocina y zonas de servicio.

 

Los jardines:Fueron un aspecto muy cuidado, se adaptaron para juegos y deportes, y se les dotó de iluminación eléctrica en el comedor, siendo de gas en las habitaciones. Los jardines incorporados a la Casa Colón siguieron el diseño de un jardinero alemán de la Escuela Real de Agricultura de Geisenheim. En este jardín de influencia francesa, se plantaron especies vegetales desconocidas en Andalucía: palmeras, drago, mandarina, casuarinas, árbol de Júpiter, yucas, hiedras; traídas todas ellas desde territorios de influencia inglesa pero junto a ellas también aparece flora local. Complemento de esos jardines fue la fuente de los Tritones.

 

Una noche en el Gran Hotel Colón.

 

Huelva, Martes, 26 de junio de 1883, 20 horas

 

Asistimos al banquete de inauguración del Gran Hotel Colón en la capital onubense. Es una tarde calurosa, para disfrutar de un evento histórico en nuestra ciudad. Hoy el porvenir llega a Huelva de la mano de un establecimiento lleno de modernidad y fruto de los avances tecnológicos de nuestra sociedad.

200 comensales asisten al acto del que, a buen seguro, se convertirá en idóneo escenario de futuros banquetes y recepciones. Su Director, el Sr. Adriow, antiguo propietario del Hotel de Bergés, nos muestra orgulloso la central telefónica y la modernísima iluminación eléctrica del Gran Salón y el jardín. Para completar esta compleja instalación, una amplia red abastece de agua dulce y salada las distintas dependencias.

El mobiliario, acorde con la magnificencia del lugar, es de roble viejo de la Casa Bembé de Maguncia, sillería de junco de Hamburgo y mimbre procedentes de Inglaterra y Alemania. La vajilla de 300 cubiertos es de la Fábrica Real de Porcelana de Sajonia. Las cocinas, procedentes de la Casa Bandot de Paris, completan el panorama de grandes aportes técnicos…..

            Las habitaciones del Hotel cuentan con Chimeneas de barroco cocido con esmaltes decoradas con medallones circulares de decoración vegetal. Estas chimeneas, de larga tradición en las zonas alpinas de Alemania o Suiza en el siglo XIII, sin duda debido a las extremas condiciones invernales favorecen un ambiente cálido del espacio en los húmedos inviernos de la capital provincial. Nuremberg y Colonia fueron los principales centros productores. En España su uso fue prácticamente nulo debido a un clima más benévolo, prefiriéndose las chimeneas y los braseros. La estufa que se conserva

            En la recreación que contempla puede observar el montaje de una de estas “Estufas de azulejos”, conservada por el Ayuntamiento de Huelva y montadas por primera para esta exposición. Procede de la fábrica de Nuremberg bajo la dirección de Johann Hausleiter.

 

Descúbrela

El legado inglés

La Huelva Religiosa

Casco histórico

Museo de Huelva

Huelva arqueológica

Puerta al nuevo mundo

Entre dos rías

Huelva y el mar

Formulario de acceso