Ayudas y prestaciones básicas

_

-Ayudas económicas familiares.

Son prestaciones temporales de carácter preventivo que se conceden a familias para la atención de las necesidades básicas de menores a su cargo cuando carecen de los recursos económicos suficientes para ello, con el fin de evitar la institucionalización del menor y posibilitar su integración en el entorno social y familiar. Implican siempre una intervención social / psicosocial complementaria.

-Programa de convivencia y reinserción social.

Se trata de un conjunto de actuaciones dirigidas a posibilitar las condiciones personales y sociales para la convivencia, con especial atención a las acciones de carácter preventivo. De igual modo trata de recuperar la relación afectiva y activa de las personas y grupos en su medio, cuándo ésta se haya deteriorado o perdido. Se concreta en las siguientes actuaciones:

Detección de situaciones problemáticas o de marginación.

Programas y actividades de carácter preventivo.

Apoyo y tratamiento psicosocial en los diferentes marcos convivenciales, dirigidos a personas y familias que presentan desajustes.

Tratamiento y rehabilitación de personas o grupos con dificultades de integración en el medio comunitario, en colaboración coordinada con las instituciones que están llevando a cabo procesos de desinstitucionalización.

Organización de actividades ocupacionales destinadas a reducir el desarraigo comunitario o marginación social.

Posibilitar alternativas que den respuestas a aquellas personas que carezcan de una adecuada estructura de convivencia familiar.

-Programa de cooperación social.

Responde a la necesidad de participación y solidaridad ciudadana en el medio comunitario, consistiendo en el desarrollo de actuaciones dirigidas a fomentar y apoyar las manifestaciones de solidaridad de la comunidad, impulsar y promover el asociacionismo, potenciar las asociaciones ya existentes y ofrecer cauces que favorezcan la participación de la comunidad. Se concreta en las siguientes actuaciones:

Apoyo a los órganos de participación social, especialmente a los Consejos de Servicios Sociales, incentivando su creación dónde no existan.

En el Ayuntamiento de Huelva está constituido el Consejo Local de Servicios Sociales y los siguientes consejos sectoriales: Consejo de la Mujer, Consejo de los Mayores, Consejo de Discapacitados y Consejo de Inmigrantes.

Promoción, organización, coordinación y fomento del voluntariado social.

Fomento y apoyo a los grupos de autoayuda y convivencia.

Información y asesoramiento a asociaciones, fundaciones, cooperativas e instituciones de interés social.

Sensibilización de la población con los problemas comunitarios y las necesidades sociales.

Coordinación con las organizaciones no gubernamentales.

-Ayudas de emergencia social.

Son prestaciones económicas individualizadas, destinadas a paliar contingencias extraordinarias que se puedan presentar a personas o unidades familiares y que deban ser atendidas con inmediatez. Por ejemplo, un incendio, una inundación, etc. que se produzca en el domicilio habitual y no se disponga de medios para resolver las consecuencias derivadas.

-Programa de información, orientación y valoración.

Este programa responde a la necesidad y al derecho que tienen los ciudadanos de estar informados y supone el primer nivel de atención de los servicios sociales comunitarios. Es la puerta de entrada al sistema. Se concreta en las siguientes actuaciones:

Facilitar información, orientación y asesoramiento a ciudadanos, grupos y entidades sobre los derechos y recursos existentes en el ámbito de los servicios sociales.

Estudiar, valorar y, en su caso, dictaminar las demandas recibidas.

Canalizar las demandas recibidas a las unidades de servicios sociales correspondientes, así como derivar a otros servicios especializados.

Recoger y analizar las demandas y los problemas planteados, con vistas a una programación posterior de actividades y adecuación de los recursos a dichas necesidades.

-Programa de Ayuda a Domicilio.

Va dirigido a prestar las atenciones necesarias a los ciudadanos con el objetivo de posibilitar la permanencia en su medio habitual, evitando el desarraigo. El servicio proporciona atenciones preventivas, formativas, asistenciales y rehabilitadoras a personas que presentan dificultades en la realización de sus actividades domésticas habituales, con el fin de facilitar su autonomía en el medio habitual, mantener la estructura familiar, o atender ambas circunstancias. Se concreta en las siguientes actuaciones:

Ayuda de carácter doméstico, consistente en limpieza del hogar, higiene personal, alimentación, lavado de ropa y similares.

Ayuda de carácter social, ofreciendo canales de comunicación entre los ciudadanos incapacitados y la dinámica familiar y comunitaria.

Ayuda de apoyo personal, procurando resolver las situaciones específicas de dificultad para la relación interpersonal y familiar.