Suspendidos por la alerta sanitaria el tradicional acto del ‘Día de Huelva’, la procesión y los conciertos de San Sebastián

_

El alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, ha anunciado que en la actual alerta sanitaria queda suspendida este año la tradicional celebración de los actos del ‘Día de Huelva’ en torno a la festividad del Patrón San Sebastián, lamentando que en este panorama “nos veamos obligados a cancelar unos eventos que tienen una gran carga emotiva y un fuerte arraigo social en la ciudad, unas fiestas en las que -ha dicho Cruz- Huelva se reafirma en su identidad choquera cada mes de enero, desde unas hermosísimas tradiciones que forman parte de la forma de sentir y de vivir de los onubenses”.

De esta manera, ante la obligatoriedad de evitar aglomeraciones por las circunstancias generadas por la pandemia del Covid-19, esta cancelación afecta tanto al acto de honores y distinciones de la ciudad con la entrega de las Medallas de Huelva, como a la procesión del Patrón y la programación musical tradicionalmente ofrecida por el Ayuntamiento con entrada libre en el Parque Alonso Sánchez.

“Las restricciones actuales no permitirían celebrar el evento de entrega de las Medallas tal y como lo venimos haciendo en estos años, siendo un tributo de la ciudad a personas y entidades que contribuyen a su grandeza y progreso, un homenaje que siempre ha tenido una importante representación de la sociedad y las instituciones onubenses y que es uno de los actos más emotivos que se viven en la ciudad a lo largo del año”.

A este respecto, el primer edil ha manifestado que “si a lo largo de este 2021 se dieran las circunstancias, se organizaría este acto en otras fechas, pero en el panorama actual no es posible, como tampoco pueden celebrarse eventos multitudinarios como la procesión o los conciertos”. Como ha señalado Cruz, “las circunstancias que estamos viviendo nos están haciendo mucho daño a nivel económico y social, pero tenemos que ser responsables y poner todo de nuestra parte para acabar con esta lacra con el fin de recuperar la normalidad”.