El Ayuntamiento celebra con una jornada el éxito de la ‘Experiencia de Gobernanza Local’ en la ERACIS

_

La concejala de Políticas Sociales e Igualdad, María José Pulido, ha asistido a la jornada municipal ‘La experiencia de gobernanza en la Eracis’ celebrada en el Centro Municipal la Morana, para agradecer a más de 120 colectivos onubenses “su implicación en la lucha contra la pobreza y la exclusión social en la ciudad”.

En vías de concluir la presente edición de la Estrategia Regional Andaluza para la Cohesión e Inclusión Social y la Intervención en zonas desfavorecidas (Eracis) prevista para el mes de agosto, el Ayuntamiento de Huelva ha organizado unas jornadas para reflexionar y valorar los espacios de encuentro y mecanismos creados para garantizar la participación, las colaboraciones entre administraciones y entidades sociales ya establecidas y “lo más importante”, como ha recalcado Pulido “las propuestas de continuidad de cara al futuro”.

De esta forma, la concejala ha dejado claro que “la Eracis no es un proyecto cerrado, sino vivo; porque probablemente habrá una segunda edición, pero fundamentalmente, porque aunque se han conseguido muchos objetivos, es preciso seguir combatiendo las desigualdades en la ciudad y para ello, ahora contamos con la experiencia de una gobernanza implementada y los mecanismos de participación creados, que vamos a mantener activos”.

De esta forma, María José Pulido se ha mostrado “orgullosa y agradecida”, porque en este proyecto, que arrancó en enero de 2000, “apenas unos meses antes de que saltara una crisis sanitaria sin precedentes que ha descolocado todos los cimientos de la sociedad, afectando a todos, pero una vez más, especialmente a los más vulnerables, hemos conseguido trabajar unidos”, refiriéndose a las distintas administraciones, el Ayuntamiento de Huelva desde muy diversas concejalías y áreas y 13 entidades sociales directamente implicadas, a las que se han sumado unas 30 por cada una de las cuatro zonas, es decir 120 asociaciones e instituciones aproximadamente, entre centros educativos, colegios, institutos, guarderías y centros de salud, colectivos vecinales, asociaciones de mujeres, de afectados, peñas culturales, parroquias, hermandades y cofradías, centros de adultos y de menores o clubs deportivos.

En total, más de 120 entidades unidas para la puesta en marcha de diferentes medidas y actuaciones de desarrollo económico, cohesión social, hábitat-convivencia e intervención comunitaria, siempre desde el enfoque de la participación de la administración, la ciudadanía y los agentes sociales y fomentando la dinamización de la comunidad.

Porque, como ha destaco la concejala “si son importantes los 1.219 itinerarios integrados y personalizados de inserción laboral conseguidos, que son la base de la Eracis, aún es más importante el trabajo realizado para mejorar la calidad de vida de las zonas desfavorecidas de la ciudad”.

Un trabajo en el que se persigue la mejora de las condiciones de habitabilidad, seguridad y convivencia de las zonas de actuación, reforzando el trabajo en red con otros servicios públicos y entidades, para establecer los mecanismos que permitan acceder a las personas residentes a los distintos Sistemas de Protección Social, especialmente a los de salud, vivienda, educación y empleo. Un ambicioso proyecto, que en definitiva, ha dicho “pretende trabajar por la igualdad efectiva de las personas, eliminando cualquier tipo de discriminación, para alcanzar la transformación social desde el mayor respeto a la dignidad de las personas”.

La filosofía de la Eracis defiende que las situaciones de vulnerabilidad, riesgo y exclusión social presentan mayores consecuencias cuando se concentran en ámbitos geográficos delimitados en zonas o barrios, ya que la propia estigmatización de una zona o barrio, añade el factor territorial como un elemento más de exclusión. Por tanto, “es tan importante lo que hemos conseguido, lo que habéis conseguido, trabajar, de forma coordinada, no sólo a nivel individual, sino también grupal, con el entorno inmediato, además de en el conjunto del municipio para lograr la cohesión social”.

El objetivo final de la Eracis es transformar la visión que se tiene sobre estas zonas y viceversa, para eliminar la territorialidad como un factor de exclusión, mediante el impulso de unas políticas sociales realmente activas, eficaces y eficientes en el territorio y lo suficientemente flexibles para adaptarse a la singularidad de cada una de estas zonas. Se trata de trabajar unidos, coordinados, en consenso, para implementar instrumentos de intervención en educación, salud, servicios sociales, empleo, urbanismo y servicios públicos urbanos, entre otros, para dotar a las zonas desfavorecidas de nuevas capacidades para favorecer la calidad de vida, la convivencia y la inclusión social. Y hacerlo desde la movilización efectiva de la ciudadanía, a través de las entidades sociales que trabajan en cada zona, implicadas, involucradas tanto en la planificación, como en la gestión, la ejecución y en la evaluación de las acciones.

Por ello se ha celebrado, ha concluido maría José Pulido “la experiencia de una gobernanza local con la que se ha conseguido crear las estructuras, los mecanismos y herramientas que nos permiten confiar en el futuro con el aval del efecto transformador de la acción conjunta y la capacidad de intervención de un numeroso conjunto de personas cualificadas que vamos a actuar en las zonas desfavorecidas para que sean los ciudadanos los protagonistas del cambio social de su entorno”.